Skip to main content

Cofundador Frédéric Passy

El mundo está compuesto por utopías logradas. La utopía de la actualidad es la realidad del mañana

Frédéric Passy dedicó cincuenta años de su vida a promover la arbitración y reconciliación entre las naciones. Se lo llegó a conocer como el "apóstol de la paz". Ganó el primer Premio Nobel de la Paz en 1981  junto con Henri Dunant, fundador del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Passy nació en París el 20 de mayo de 1822 en el seno de la clase dominante francesa. Su padre era un veterano de Waterloo mientras que su tío, Hippolyte Passy, fue ministro de los gabinetes de Louis Philippe y de Louis Napoleón.

Passy se formó como abogado, antes de pasar a formar parte del servicio civil con el cargo de  contable a los 22 años de edad. Pero bajo la influencia de su tío, dejó el puesto para dedicarse a estudiar economía, convirtiéndose en un renombrado catedrático con la reputación de ser un hábil orador.

El interés de Passy por la paz empezó en la Guerra de Crimea (1853-56). El río Loire se inundó en las etapas finales de la Guerra, causando extensos daños. A Passy le impactó que a la gente no se le hacía fácil absorber el horror de los desastres naturales, mientras que aceptaba como algo normal desastres causados por el hombre como la guerra.

Años después, mientras se avecinaba una guerra entre Francia y Alemania sobre la soberanía de Luxemburgo en 1867,  Passy escribió una influyente petición por la paz en el periódico francés Le Temps y exhortó a que una sociedad de paz internacional ayudara a evitar el conflicto.

Alentado por el apoyo público, creó la Liga Internacional y Permanente de la Paz (International and Permanent League of Peace)  a fin de prevenir conflictos en el futuro. La Liga no logró evitar que la Guerra Franco Prusiana de 1870 y fue disuelta. Sin que esto lo desanimase, Passy estableció la Sociedad Francesa de Amigos de la Paz (“Société française des amis de la paix”)  que se convirtió más específicamente en la Sociedad Francesa de Arbitraje entre las Naciones (“Société française pour l’arbitrage entre nations”) in 1889.

Passy, un republicano, se rehusó a formar parte del gobierno de Napoleón III. Eventualmente lo eligieron para la Cámara de Diputados en 1881 y 1885. Mientras estuvo en el Parlamento, apoyó la reforma laboral, en particular la legislación sobre accidentes industriales. También se opuso a la política colonial del gobierno.

En 1887, además de redactar una propuesta para el desarme, presentó también una solicitud para que se debatiese sobre la arbitración de disputas internacionales. En las mismas fechas, William Randal Cremer, un parlamentario inglés,  había persuadido a 234 de sus colegas parlamentarios a que firmasen un documento que proponía un tratado de arbitración con los Estados Unidos.

Cremer se enteró de las actividades de Passy y sugirió una reunión en París entre parlamentarios ingleses y franceses para deliberar sobre cómo llevar adelante la arbitración. La reunión tuvo lugar en octubre de 1888, con la presencia de nueve parlamentarios ingleses y 25 franceses. Aunque no grande, fue suficiente para sembrar las semillas para un segundo evento el año siguiente al cual asistieron 83 parlamentarios franceses e ingleses, así como también 11 parlamentarios de otros siete países.  El 30 de junio de 1889, la reunión fue formalizada y se estableció la Conferencia Interparlamentaria con Passy como presidente.

Passy continuó desarrollando la UIP como una organización con el compromiso de utilizar la arbitración como medio para poner fin a conflictos sobre política o comercio.

En 1901, recibió el primer Premio Nobel de la Paz en reconocimiento a su largo compromiso con la paz internacional, que para aquel entonces había ya durado más de cinco décadas.

A pesar de su edad avanzada y de que su vista se empeoraba, Passy no dejó de trabajar o escribir, y en 1990 publicó Pour la Paix (Por la paz) haciendo una crónica de su trabajo por la harmonía internacional. Un destacado y muy condecorado miembro de la sociedad francesa, Passy murió en París el 12 de junio de 1912 a la edad de 90 años.