Skip to main content

UIP y el Premio Nobel de la Paz

Ocho personalidades de la UIP, incluyendo los fundadores de la UIP Frédéric Passy y Sir William Randal Cremer, han ganado el  Premio Nobel de la Paz.

El galardón fue creado en 1991 para reconocer a la gente que ha llevado a cabo “el mayor o mejor trabajo por la fraternidad entre las naciones, por la abolición o reducción de ejércitos permanentes y por celebrar y fomentar los congresos de paz”. Personalidades destacadas de la UIP ganaron en las primeras tres ediciones.

Incluso antes de que se creara el Premio Nobel de la Paz, la UIP ya había avanzado mucho en la promoción de estos principios. Después de nuestra fundación en 1889, nos ocupamos de la arbitración de conflictos, aunque con el tiempo nuestra misión evolucionó hacia el fomento de la democracia y el diálogo interparlamentario.

Fuimos determinantes en el desarrollo y la codificación del derecho consuetudinario internacional en el campo de la arbitración y ayudamos a sentar las bases para la creación de la Liga de Naciones después de la Primera Guerra Mundial y de las Naciones Unidas después de la Segunda Guerra Mundial. 

Nuestros laureados con el Premio Nobel de la Paz, incluyendo un ex primer ministro, provenían de países, entornos y opiniones políticas diferentes, pero compartían el compromiso con nuestra organización y la pasión por la paz. Conozca más sobre estas personas extraordinarias. 

1901: Frédéric Passy (1822-1912) era un abogado, economista y político que fundó la primera Sociedad Francesa de la Paz y cofundó la UIP. Conocido como el “Apóstol de la Paz”, Passy se mantuvo trabajando hasta sus últimos años. En 1905, cuando el conflicto sobre la unión entre Suecia y Noruega llegó a su punto más alto, Passy declaró que una solución pacífica lo alegraría cien veces más que cuando recibió el premio nobel. Él vio cumplido su deseo.

1902: Charles Albert Gobat (1843-1914) recibió el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos por lograr reunir representantes elegidos de varios países en reuniones y congresos. Su trabajo como político en su nativa Suiza lo llevó a su trabajo internacional por la paz. Gobat participó en nuestra organización  desde su incepción como la Conferencia Interparlamentaria en 1889. Cuando la Oficina Parlamentaria fue creada tres años después, Gobat fue elegido para ser su Secretario General. Intentó crear grupos interparlamentarios en países que no los tenían, editó un periódico y diseminó literatura sobre paz y arbitración. Gobat fue también Secretario General de la Oficina Internacional por la Paz, que fue honrada con el Premio Nobel de la Paz en 1910. 

1903: Sir William Randal Cremer (1828-1908) se valió el apodo de “Integrante de Arbitración” por sus colegas del Parlamento Británico porque se esforzó toda su vida para que se utilizara la arbitración para resolver conflictos internacionales. Para Cremer supuso un triunfo el que en las conferencias de paz celebradas en La Haya en 1889 se resolviera establecer una corte internacional de arbitración. Hijo de padres de la clase trabajadora, él fue aprendiz de carpintero y se convirtió en sindicalista antes de que lo eligieran para el Parlamento. También ocupó cargos prominentes en el popular movimiento por la paz y desempeñó un papel clave en el establecimiento de la UIP en 1889.

1908:Fredrik Bajer (1837-1922) luchó en la Guerra Alemana Danesa en 1864, pero se retiró del ejército el año siguiente, desilusionado de la vida militar. De ahí en adelante dedicó su vida a la paz. Fue elegido miembro de la Asamblea Nacional Danesa, figuró de manera destacada en el movimiento interparlamentario y fue el primer Presidente de la Oficina Internacional por la Paz, la cual ayudó a crear en 1891. Un fuerte partidario de la arbitración internacional, su esposa y él también fundaron la Sociedad Danesa de Mujeres. 

1909: Auguste Marie François Beernaert (1829-1912) era uno de los abogados más hábiles de Bélgica. De 1884 a 1894 fue primer ministro del Rey Leopoldo II y fue miembro del Parlamento por el resto de su vida. Fue por medio de su trabajo interparlamentario y en las conferencias internacionales de paz en La Haya en 1899 y 1907 que se lo llegó a conocer como amigo de la paz. En la Haya, entre otras tareas, lideró la comisión que se ocupaba de leyes y costumbres de la guerra terrestre, y en lo que tenía que ver con la cuestión de la neutralidad, él abogó por la causa de los estados pequeños. Cuando el primer caso fue presentado ante la Corte Internacional de la Haya en 1902 (EEUU contra México), Beernaert actúo por México. Siguió trabajando por la paz hasta las postrimeras de su vida, unos días antes de morir remitió una propuesta que  abogaba por poner un alto a la guerra aérea. 

1913: Henri La Fontaine (1854-1943) fue el primer socialista que ganó el Premio Nobel de la Paz. Tenía un doctorado en derecho y en el Parlamento Belga se interesó de manera especial en política social y asuntos externos. Pero la mayor obra de La Fontaine fue como activista en el movimiento internacional por la paz. Era un fuerte defensor del internacionalismo. Estableció un instituto que recopilaba documentos de todo el mundo sobre cuestiones internacionales. En 1910, también organizó una conferencia mundial para organizaciones internacionales. Su propósito era crear “un parlamento intelectual” para la humanidad. La Fontaine ocupó altos cargos de confianza en el movimiento por la paz. Fue Presidente de la Oficina Internacional por la Paz desde 1907 hasta su muerte. Cuando recibió el Premio Nobel de la Paz en 1913, ya era de hecho líder del movimiento por la paz en Europa.

1921: Christian Lange (1869-1938) contribuyó al establecimiento del Instituto Nobel en Oslo y participó también de manera activa del lado noruego cuando se disolvió de manera pacífica la unión entre Noruega y Suecia en 1905. En 1909, Lange se convirtió en Secretario General de la UIP,  cargo que ocupó hasta 1933. Agrandó la organización y logró mantenerla unida durante la Primera Guerra Mundial. En 1919, Lange recibió un doctorado sobre la historia del internacionalismo y fue convocado como perito a la primera reunión de la Liga de Naciones en 1920. Durante varios años, fue delegado noruego ante la Liga, donde advirtió sobre el hecho de que las grandes potencias democráticas no se mantuvieron firmes ante las políticas agresivas de Japón, Italia y Alemania. Lange pasó a ser miembro del Comité Nobel en 1934. 

1927: Ferdinand Buisson (1841-1932) creció bajo el gobierno del emperador Napoleón III en el siglo 19. Estudió filosofía y pedagogía y se mudó a Suiza a fin de poder trabajar, pensar y escribir libremente. Durante toda su vida estuvo comprometido con el avance de la democracia y los derechos humanos. Después de la Guerra Franco Prusiana de 1870-71 y la caída del Emperador, Buisson regresó a Francia, donde pasó a ser a profesor de pedagogía en la Sorbona. Asumió una postura contra el anti semitismo en la sociedad francesa y en 1902 fue elegido a la Cámara de Diputados por los Socialistas Radicales. Una vez allí, se convirtió en un vocero del sufragio de la mujer. En la Primera Guerra Mundial,  Buisson denunció a Alemania como el agresor, pero se opuso rotundamente al duro tratamiento al que fue sujeta después de la guerra. Temía que sentaría las bases de una guerra revanchista de parte de Alemania y celebró reuniones encaminadas a una reconciliación franco-alemana. Su trabajo, junto con el del alemán Gudwig Quidde, lo hizo merecedor del Premio Nobel de la Paz.