Skip to main content

Nuestro trabajo

Trabajamos para fomentar, proteger y fortalecer la democracia en todo el mundo. Creemos firmemente en la creación de sociedades justas e inclusivas, donde todos los grupos participan de manera plena en el proceso democrático. Tenemos el compromiso de lograr cambios reales y positivos en la vida de las personas mediante la creación de parlamentos nacionales fuertes que pueden lograr resultados en cuestiones como la salud, el desarrollo sostenible, la paz y la seguridad. 

Equipamos a los parlamentarios y parlamentos para que lideren este cambio, aprovechando los conocimientos de nuestros miembros, prestando ayuda práctica y entregando recursos, animando al diálogo y reuniendo a parlamentarios de todo el mundo. Participamos en la democracia a todo nivel, desde políticas influyentes mundiales a apoyo a los marginalizados. Toda nuestra labor busca fortalecer los postulados básicos de la democracia, derechos humanos, igualdad y el estado de derecho, valores consagrados en nuestra histórica Declaración Universal sobre Democracia, con el fin de lograr vida mejor para los ciudadanos. 

La base de todo lo que hacemos es el diálogo y la democracia, en conformidad con las creencias fundamentales de nuestros fundadores.  Nos expandiremos y desarrollaremos nuestra labor para responder a los retos del siglo 21.

In this section
Nuestra meta es hacer realidad la visión de parlamentos que son plenamente representativos, transparentes, accesibles, rendidores de cuentas y eficaces. Adoptamos medidas concretas para fortalecer los parlamentos como instituciones y apoyamos a los parlamentarios y al personal en su labor.
Estamos trabajando por un mundo donde la mujer viva en igualdad y justicia, donde se respete sus derechos y en el que sus vidas ya no estén asoladas por la violencia y la discriminación.
Los derechos humanos son esenciales para la democracia y el desarrollo. Uno de nuestros papeles claves es la protección de los derechos de ciudadanos comunes y de que aquellos que los representan en el parlamento.
Creemos que el crecimiento debe ir de la mano con una mejor calidad de vida para todos, respeto por las capacidades regenerativas del medio ambiente y un proceso más inclusivo de toma de decisiones.
A lo largo de nuestra historia hemos trabajado de manera infatigable por fomentar la paz y la estabilidad por medio del diálogo y la negociación. Hoy en día ayudamos a los parlamentos a que se ocupen de amenazas tales como el terrorismo, la guerra cibernética y la proliferación de armas de destrucción masiva.
Alentamos la participación juvenil en los parlamentos prestando apoyo a los parlamentos al momento de facilitar el acceso de la juventud a la toma política de decisiones, habilitando a los parlamentarios jóvenes y a la gente joven en general e incluyendo una perspectiva juvenil en la legislación y las políticas.